La caspa

Enfermedad de la piel como la psoriasises, micosis y pediculosis.

La caspa es una afección del cuero cabelludo que comienza generalmente en períodos tempranos de la vida como la adolescencia y alcanza su pico máximo entre los 30 y 40 años. Esta enfermedad de la piel afecta aproximadamente al 20 por ciento de la población mundial. Vale decir, 1 de cada 5 personas sufren de caspa. Usted no está solo. Además se sabe que el 50% de la población mundial ha tenido que lidiar con esta enfermedad alguna vez en su vida


Si bien su carácter es benigno, la caspa es considerada un trastorno social ya que impacta en la estática de las personas al presentarse en el cuero cabelludo, en las cejas, la barba, las axilas y la ingle. Y por supuesto, su desprendimiento generalmente se localiza en la ropa. Tambián el picor que puede llegar a provocar situaciones incómodas en el ámbito social.

El polvillo de la caspa se produce gracias a que las cálulas de la piel de la cabeza se regeneran a un ritmo superior al normal (7 a 10 días versus 21 días), dejando a su paso piel muerta que debe ser desplazada. La renovación de la piel es un proceso natural y su polvillo generado es imperceptible si se realiza a un ritmo normal.
Además de la cabeza, la caspa puede aparecer en otras áreas pilosas, como la barba, el bozo, las cejas, las axilas o la ingle.

Teóricamente se la conoce como Pityriasis capitis, relacionado con el hongo Pitirosporum ovale, un hongo capaz de hidrolizar el sebo y presente en el cuero cabelludo de cualquier individuo normal. No se sabe fehacientemente si este hongo es el origen de la caspa ya que algunos expertos tambián aseguran que la fatiga, el estrás o problemas digestivos pueden favorecer su aparición.